Crítica: Assassin´s Creed. Otra oportunidad perdida.

Tienes un videojuego de éxito, con una marca y personajes reconocidos en todo el mundo, con una historia ya creada y un universo propio. Tan solo debes escoger el casting adecuado y hacer un guión decente. ¿Parece fácil, no? Pues no. Hollywood lleva años dándose cabezazos al intentar adaptar a la gran pantalla a los grandes héroes de los videojuegos. Assassin´s Creed es otro intento más que, por desgracia, resulta fallido. Y es una lástima. 

Es una lástima porque todo parecía estar bien colocado. Tienes una casting potente, con Michael Fassbender a la cabeza, un actor en un buen punto de fama y que tiene complicidad con el público (en gran parte porque es un cachondo), Marion Cotillard, actriz solvente donde las haya y con gran presencia y Jeremy Irons, un secundario de lujo. 

La pasta tampoco es el problema está vez: 125 millones de presupuesto (aunque por ahí se habla que se llegaron a los 200), dan para hacer una película de gran nivel, de hecho es uno de los apartados que más destaca en la cinta, con un diseño de producción muy bueno y unos efectos especiales a un gran nivel. 

¿Qué es lo que falla entonces? Pues esta adaptación es tan fiel al videojuego que tiene su mismo fallo: el guión. Han querido darle a la historia un tono más metafísico del que realmente tiene. Porque al final, Assassin´s Creed es la historia de una gran corporación al servicio de un orden que intenta tiranizar al mundo, nada más. Pero los diálogos intentan en todo momento convencerte de que lo que estas viendo es algo más trascendente, una historia acerca de la tendencia humana hacia la autodestrucción. Esto trae como consecuencia que sea muy difícil simpatizar con los personajes sobre todo porque la película transcurre a saltos, como si supiera que no está logrando ser tan trascendente como quiere ser, y para evitar que te des cuenta correo hacia la siguiente escena de acción. Escenas de acción impresionantes, eso si, que captan la esencia a la perfección del videojuego en que se basa, pero que al final no son suficiente para aguantar el relato.

La verdad es que de todas las fallidas adaptaciones de videojuegos, esta es la oportunidad más desaprovechada de todas, porque tenían todos lo medios para poder triunfar. En otras ocasiones no había presupuesto (Mortal Kombat), se infantilizó demasiado el tono (Double Dragon), los actores estrella se la cargaron por el afán de protagonismo (Street Figther) o directamente era una puta mierda (Super Mario Bros). Una lástima. Veremos a ver si la siguiente consigue lo que muchas productoras de cine están buscando al adaptar videojuegos: encontrar un  nuevo filón antes de que el de los superhéroes se agote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: