Porque Westworld no es la nueva “Juego de Tronos”

HBO, recién llegada a España con su servicio online (que flojea bastante, pero eso es otro tema), sabe desde hace tiempo que su buque insignia “Juego de Tronos” llega a su fin.

A sabiendas de esto, HBO estaba buscando una nueva serie que sea el referente de la cadena, y se toparon con el proyecto de Jonathan Nolan (hermano del director) , avalado además por el mismísimo J.J Abrams como productor, la adaptación a formato serie de la película de Michael Crichton, Almas de metal (Westworld, 1973).

La serie sigue el esquema de la película , expandiendo el universo de una manera coherente. Westworld es un parque de atracciones futurista, ambientado en el oeste, donde las atracciones son aventuras en las que interactuas con robots con forma humana, que hacen casi real la experiencia. Pero algo comienza a cambiar en las máquinas….

Desde esta premisa se construye un alegato acerca de la consciencia, y la complejidad asociada al desarrollo del intelecto humano y la propia personalidad.Y es ahí donde se aleja de Juego de Tronos, en su discurso, porque donde aquella es un relato directo sobre disputas, traiciones y guerras, Westworld aspira a algo mucho más onírico e intangible.

Es algo característico de los relatos de Jonathan Nolan , como se aprecia en Interstellar y Memento, la búsqueda de un acercamiento más intelectual y más centrado en comprender la psique humana , que en servir de espectáculo fácil. Pero ese es precisamente el problema que la aleja de Juego de Tronos. Mientras que cualquiera puede entender y empatizar con algún personaje envuelto en las convulsas historias de traiciones y ambiciones desmesuradas de desembarco del rey, Westworld exige una dosis de abstracción y pensamiento no lineal que puede resultar aburrida, e incluso pretenciosa para muchos espectadores. Simplemente, Westworld no te lo da todo hecho, tienes que hacer un esfuerzo para llegar a donde el relato quiere ir, y eso no siempre gusta, porque a veces puede resultar demasiado exigente o incluso aburrido , dado que la historia transita lentamente mientras prepara su siguiente giro de guion.

westword ah.jpg

No es una mala serie, simplemente su publico objetivo es menor que el de Juego de Tronos. Es otro caso más de “o te gusta o lo odias”, no tiene grises. Pero viendo el dinero que han puesto en ella, entre su casting (Anthony Hopkins no creo que cobre poco) y el diseño de producción que es espectacular, muy al estilo HBO, es fácil descubrir porque la cadena está desesperada porque Westworld triunfe y aspire a ocupar el hueco que dejará Juego de Tronos. Lamentablemente no será así, porque además de todas estas diferencias, la propia premisa de la que parte Westworld la condena a ser una serie que no dure más de 3 temporadas, ya que simplemente esta historia no puede dar más de sí. Me temo que HBO tendrá que seguir buscando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: