Play Station VR: Las hemos probado y así son.

INTRODUCCIÓN:

Desde hace varios meses que estábamos esperando la salida al mercado de la Realidad Virtual. Tanto PS VR como Oculus estaban en nuestros puntos de mira.

Y como en DKHM intentamos ofreceros el mejor contenido posible, sabíamos que un análisis libre (ya que no somos una web especialista en videojuegos), podría ser encontrada útil por más de uno de nuestros lectores.

Dicho esto, tras mucho buscar en varios sitios, nos dirigimos al Centro Oficial Sony, Arson, en Castro Urdiales (Cantabria), que además de pillar cerca de casa al que escribe, es el más importante de la zona Norte y por ello, de haber un sitio donde poder encontrar las PS VR (ya que el stock inicial parece haber volado), era allí.

Tras examinar un poco la unidad de prueba e intercambiar unas palabras con los responsables del centro, se nos ofreció disponer durante dos días de la unidad de prueba de Play Station VR para realizar este análisis que estáis leyendo. Para ser francos, en un principio nos extrañó tanta disposición y amabilidad sin pedir nada a cambio, pero después de haber probado la PS VR bastante a fondo, creo que ya sabemos porqué nos la cedieron con gusto y sin miedo:

Sin duda alguna, no es el mejor dispositivo de Realidad Virtual del mercado. No tiene un catálogo arrollador (ni la competencia). Pero… desde el primer momento que te las pones, en serio, si nunca habéis probado esto, os dejará con ganas de más. Esto no es jugar, es ser parte de otro mundo.

LA EXPERIENCIA VR:

Lo primero es instalar las gafas. Cabe decir que la Play Station Eye, la cámara de PS4, es necesaria para poder utilizar las PSVR. Afortunadamente, Arson también nos prestó una unidad. Y la Play Station no hizo falta, ya tengo la mía en casa 😛

La instalación, si bien en principio parece que hay muchos cables (y los hay), es bastante sencilla. A modo resumido es: conectar la cámara directamente a la Play (tiene una toma específica), un HDMI de la unidad de procesamiento PSVR a la televisión, otro HDMI desde esta unidad a la consola y, por último, un cable usb de esta misma unidad de nuevo a la consola. Si no sois excesivamente patosos, son cinco minutos.

psvr_in-the-box-1024x706

Y para ponerlo a funcionar, basta con encender la consola, nada de configuraciones tediosas como nos sucedió en su momento con la Kinect de Xbox.

Ponerse el casco es muy sencillo y, para mi sorpresa, realmente cómodo. Tiene un botón de ajuste de la diadema que sujeta las gafas a la cabeza, y otro bajo el visor para ajustar lo cerca o lejos que ponemos este sobre nuestros ojos. Depende de nuestra vista. Y si, puedes llevar gafas sin problema.

En definitiva, se nota la mano de Sony en la elaboración de estas gafas, tanto acabado como comodidad son excelentes.

cables-psvr
Cuatro botones para encender/apagar, subir/bajar volumen y silenciar microfono.

Para analizar las PS VR, probamos tanto el juego gratuito incluido (PlayRoom VR), como una muestra cedida (se vende por separado) del VR Worlds.

The PlayRoom VR es en realidad una serie de minijuegos enfocados al juego en grupo, aunque pueden disfrutarse en solitario. Cuando juguemos en grupo, los demás participantes jugarán con un gamepad o, en un par de minijuegos, nos darán indicaciones por voz (orientándonos sobre objetivos que nosotros no veremos con nuestras gafas).

Son experiencias técnicamente sencillas, pero muy entretenidas e inmersivas. Incluso nos llevamos la sorpresa de jugar a un plataformas al estilo Mario Bros, algo que creíamos que era inviable en un concepto VR pero que se ha resuelto de un modo original y espectacular.

Con el VR Worlds, que son otros minijuegos o demos, lo que más nos llamó la atención fue la experiencia Inmersión. Y digo experiencia porque no es realmente jugable. Te limitas a observar, desde una jaula metálica, como esta desciende por el lecho marino. Y es, sencillamente, impresionante.

Cabe destacar London Heist (incluido en VR Worlds), una especie de shooter en el que vivimos una pequeña historia en primera persona. En este juego podremos interactuar con nuestras “manos” con diversos objetos y, como no, disparar. Este es uno de los ejemplos que, aunque el gamepad funciona, lo ideal serían los mandos Move para tener control independiente de las manos.

Y es aquí donde entra el principal pero de las PS VR. La detección de movimiento, a cargo de la cámara PS Eye y en segundo lugar por los PS Move, es un poco tosca. Será común que alguna vez te cueste acertar o incluso ver como tus manos virtuales tiemblan como si tuviesen parkinson…

Quizá se debería haber apostado por una nueva cámara, pero suponemos que quisieron rescatar y complacer a quienes ya la hubiesen adquirido. No osbtante, la experiencia no deja de ser inmersiva, distinta y por encima de un videojuego tradicional en casi todos los sentidos.

Aunque los gráficos es cierto que son ligeramente peores que en un juego convencional (a medio camino entre la PS3 y la PS4), es algo que a los dos minutos de estar jugando pasa muy desapercibido. El sonido estéreo de los auriculares, y la auténtica sensación de profundidad y libertad de miras en el entorno virtual, hace que nuestro cerebro flipe creyendo que está en un sitio que sólo existe entre los chips de una máquina.

Al final del artículo también os adjuntamos un vídeo relatando nuestras impresiones sobre las PS VR, pero advertimos que las imágenes de gameplay que veréis ahí no hace justicia ni por asomo a la experiencia. Nada que os diga nadie os podrá preparar o hacer entender que se siente. Sólo vosotros podréis saberlo una vez lo hayáis probado.

Mas de uno estará esperando que hablemos de mareos, ¿verdad? Pues decir que durante este test la hemos probado hasta 7 personas y ninguno de nosotros ha sufrido un solo mareo. También es cierto que los juegos que se suponen son más críticos en este aspecto (como VR Luge o Scavengers, ambos parte de VR Worlds) sólo los hemos probado dos personas. Y ninguno de los dos solemos marearnos.

Nuestra conclusión al respecto es que, seguro que hay gente que se marea. Pero no es tan grave como algunos medios o youtubers han señalado. Seguramente a la gente que se suele marear en coche o tren le pase, y puede que con una progresiva adaptación se vaya quitando, pero creemos que en principio tampoco es un tema al que haya que tener excesivo miedo. Eso sí, no deja de ser una experiencia concreta la nuestra, y, tanto por esto como por las sensaciones en si, no podemos dejar de recomendaros que las probéis en cuanto tengáis oportunidad.

Gafas Multimedia: No queríamos dejar de mencionar que las PS VR tienen mas aplicaciones que la Realidad Virtual. En condiciones normales, mientras juegas, quien esté en el salón estará viendo lo que tu experimentas (o una perspectiva distinta, en el caso de algunos juegos de PlayRoom VR, para posibilitar el juego en grupo), pero… tienes la opción de que si alguien quiere ver la televisión, tu puedes seguir disfrutando de tu VR en solitario y sin ningún problema.

Y aparte de esto, las gafas son compatibles con todo. Incluido la Xbox One! ¿Qué quiere decir esto? Pues que tanto en tu PS4 como en la Xbox One u otros dispositivos, podrás jugar a títulos convencionales (sin Realidad Virtual) o ver películas a través de las PS VR. Es como estar sentado en la fila 5 de un gran cine. Así es como percibes de grande la pantalla.

No obstante, eso sí, la resolución, si bien no es que sea terrible, se ve reducida respecto a lo que experimentarías en una televisión Full HD o 4k.

1
Especificaciones técnicas de las PlayStation VR

VALORACIÓN:

Habrá a quien le guste mas o menos, quien se maree mas o menos, pero lo que si tenemos claro después de estas horas de maratón que hemos echado, es que la Realidad Virtual ha llegado para quedarse. Seguramente le falte depurarse más y ver títulos realmente adictivos en su catálogo, pero estamos seguros que no será una moda pasajera.

Es cierto que si no estás ansioso por probarlo, o si no llevabas tiempo esperándolo (como nosotros), no te corre prisa comprarlas. Y si tienes o has probad las Oculus Rift o HTC Vive, es muy probable que estas PS VR te defrauden por encontrarse uno o dos peldaños por debajo.

Pero… no deja de ser la opción más económica. Hablamos de unos 450 euros con cámara, además de la Play4 que ya la mayoría de jugones tiene, frente a unas gafas de 700 euros, mas un pepino de pc importante… En ambos casos sin contar los mandos específicos para cada dispositivo (79 eur los de PS4, 200 los de Oculus), para la detección de movimiento). Así que aquí entra en juego tus ganas o prisas por disfrutar esta tecnología, o, simplemente, tu presupuesto.

Al final, presupuesto aparte, lo único que realmente os hará decidiros es probarlas. Es algo que nadie te puede contar realmente como es.

Yo mismo, me he decidido a comprarlas, apoyándome también en la excusa de poder traeros reviews de próximos títulos virtuales… y pensando que si cobro 2 euros por colega que las prueba más de 15 minutos, las amortizo en dos semanas 😛

En fin… antes de despedirnos con nuestro vídeo (a grandes rasgos contamos lo mismo en él), damos las gracias a nuestros lectores por seguirnos y, una vez más, al centro oficial Sony, Arson, en Castro Urdiales. Podéis visitar su web clickando AQUÍ.

Y si tenéis alguna duda, comentario o sugerencia, podéis escribirnos en los comentarios de la web, Facebook, Twitter, Youtube o por paloma mensajera. Estaremos al tanto.

Saludos!

Video Review:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: