Un Cine Phenomena-L

 

¿Os acordáis de los cines de barrio? Esos cines con tanto encanto, los carteles dentro de vitrinas, con fotogramas de la película impresos, no había you tube donde ver trailers, solo los anuncios de la tele… Tampoco hacía falta ir a un centro comercial, solo acercarse al cine del pueblo con los padres o amigos y  vivir toda una experiencia. Los taquilleros solían conocer a la mayoría de clientela, o la figura del acomodador, hoy en día casi extinta en la mayoría de cines… Era una experiencia mas “cercana”,  que recuerdo con mucha nostalgia y cariño.

Con la llegada de las grandes compañías, con sus multi-salas, estos cines se acabaron extinguiendo hasta desaparecer, no podían competir con 20 salas con la última tecnología y comodidades.
Hoy en día el cine, si me permitís la comparativa, es un poco como un fast food, es una experiencia distinta a la que era antes, más comercial, con menos “cariño”.
No me malinterpretéis, me encantan las salas de cine actuales, ver las películas en  asientos ultra-cómodos, con reposa-vasos, reposa-palomitas, reposa-móviles, reposa-piés, reposa- (añadir lo que queráis), con la última tecnología en sonido que te hacen vibrar los ojos, con la señora de delante contestando whats-up, con el brillo del móvil al máximo…  pero a veces recuerdo con nostalgia el cine de antaño.

Supongo que de este sentimiento nacieron los cines Phenomena, unas salas de cine a la antigua, o mas bien un pequeño viaje en el tiempo, carteles con luces, nada de 20 salas, una sola sala, enorme, fotogramas de las películas, póster en vitrinas…

IMG_20160721_194154.jpg

No hay asientos numerados, hay hacer cola para coger sitio, algo que para nada se antoja pesado. Siempre que hemos ido hemos acabado teniendo charlas interesantes de cine mientras hacíamos cola, y no solo el grupo de amigos, con la propia gente de la cola, y os lo dice alguien que se pega casi una hora de coche para poder asistir.
El tren de la nostalgia ya parte en la propia fachada del cine, con su cartel de luces, vitrinas con fotogramas de la película proyectada, todo un lujo. Solemos asistir a los ciclos, el último que asistimos fue depredador (1 y 2).

IMG_20160721_194118.jpg

Entramos,lo primero que veis es un hall lleno de póster e imágenes de películas míticas que proyectan en algún momento, mientras hacemos cola mantenemos una charla sobre cine.
IMG_20160722_003440.jpg
img_20160721_194212

LLlegóel momento entramos en la sala, y lo primero que veréis: la enorme pantalla cubierta por una gran cortina, ¡nos encanta!
Y hablando de la pantalla, es GIGANTE, si, que Phenomena quiera que reviváis el cine de antes no quita que tenga la última tecnología en imagen y sonido, es una fusión en toda regla de lo romántico de las salas de cine de antaño con tecnología actual.
Eso si, no esperéis asientos que os den masajes en los pies con reposa todo, son asientos sencillos de toda la vida (suficientemente cómodos, una cosa no quita la otra).

IMG_20160721_202452.jpg

Sale el Director de los cines, que nos ofrece unas palabras,  después se corren las cortinas, se apagan las luces, empieza depredador, con una gran ovación del público al salir las letras PREDATOR en la pantalla.
Y es que esto es otro gran punto de la experiencia, la gente, las personas que van a Phenomena le encanta el cine,  es gente respetuosa y que vive la experiencia.
Nuestro amigo “chuache” suelta la mítica frase “si sangra podemos matarlo”, seguida de un gran aplauso de la gente, piel de gallina máxima. No esperéis gente tocando la pera con el móvil, ni gente hablando a un nivel molesto, nunca hemos tenido ningún tipo de molestia viendo una película por parte del resto de público, algo que por desgracia si ocurre en la mayoría de salas convencionales.
Acaba el ciclo, un gran aplauso y un pequeño viaje en el tiempo que termina.

Merece la pena probar la experiencia, sobretodo si queréis revivir por un día el cine como era antes.

IMG_20160722_003408.jpg
La cartelera de películas no solo abarca grandes clásicos del cine (Alien, Depredador, los Goonies, Gremlins, Regreso al futuro….) también tiene estrenos actuales.
Algo que deberéis tener en cuenta es que muchas de las películas son V.O subtituladas, personalmente lo prefiero, aunque entiendo que habrá gente que no.
Los precios no son desorbitados, sobretodo en tema ciclos de películas, por el ciclo Alien (estuvimos mas de 4 horas en el cine) pagamos unos 9 euros.
Si os encanta el cine, o si tenéis esa película preferida que nunca habíais podido ver en el cine (en mi caso Aliens) no tenéis excusa para no asistir un día a vivir la experiencia.

Lo Mejor:

– El encanto y cariño del cine
– Gran pantalla y sonido
– La gente que asiste es respetuosa y amante del cine
– La oportunidad de volver a ver clásicos del cine en una pantalla enorme.

No vamos a poner aspectos “negativos”, para mi no los tiene,  aunque si hay gente que ha comentado el tema de las entradas no numeradas. Como he comentado antes, no me supone ningún problema, lo prefiero, si quieres un buen asiento ves antes, no hay excusas, yo vivo a casi una hora y siempre tenemos un buen asiento.

Y para finalizar decir que hacemos el artículo de manera objetiva, Phenomena no nos ha dado nada, pero nos encanta la iniciativa de estos cines.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: