Pompeya (2014) ó porque Paul W.S. Anderson no debería dirigir nada.

Pompeya (2014)

Duración: 102 min.

Director: Paul W.S. Anderson

Guión: Janet Scott Batchler, Lee Batchler, Julian Fellowes, Michael Robert Johnson

Banda Sonora: Clinton Shorter

Fotografía: Glen MacPherson

Productora: TriStar / FilmDistrict / Constantin Film / Don Carmody Productions

Reparto: Kit Harington, Emily Browning, Jared Harris, Kiefer Sutherland, Carrie-Anne Moss,Jessica Lucas, Sasha Roiz, Currie Graham, Joe Pingue

Sinopsis: Pompeya, año 79 d.C. Milo (Kit Harington), un esclavo convertido en gladiador, ve cómo a su amor, la joven Cassia (Emily Browning), la obligan a prometerse con Corvus (Kiefer Sutherland), un corrupto senador. Cuando el Vesubio entra en erupción amenazando con destruirlo todo, Milo intentará salvarla… mientras todo se derrumba.

Pompeya-812266050-main

Critica: Paul W.S Anderson es un director mediocre, por no decir malo de c&$%*es. Es horrible, no sabe dirigir, rueda como el culo, no sabe orientar a sus actores, sus escenas de acción son tediosas y predecibles, eso cuando puedes verlas, porque otras veces parecen un videoclip de Prodigy. Y sin embargo en Hollywood no dejan de darle pasta y ponerle al frente de buenos proyectos, como esta “Pompeya” , una película que en las manos adecuadas podría dar mucho más de si. Pero no, una vez más Paul destroza la historia que le dan, como hizo con la franquicia de Resident Evil , que tampoco entiendo como sigue adelante cuando es una violación de la licencia del videojuego y una ofensa para todos los que disfrutamos con la saga de Mikami, en la que se pasa por el arco del triunfo la historia y el universo creado alrededor del juego de Capcom , para ofrecernos una ida de olla sin ningún interés.

Con Pompeya, tan solo tenía que leer la historia y la novela de Robert Harris, para poder extraerle todo el jugo y hacer una película épica. De hecho, esta era la idea que iba a seguir Roman Polanski. Pero claro la novela de Harris es historica y lo cuenta desde el punto de vista político y económico, y los productores de la película, sabios ellos, pensaron que eso no vendería y cambiaron a Polanski por Anderson, bravo.

Anderson mutila la novela de Harris, para intentar hacer una mala imitación de Gladiator. Pero para eso hace falta talento y este tío no lo tiene. Así que decide hacer lo único que sabe. Escoge una historia simplona ( ¿de verdad hicieron falta 4 guionistas para esto?), la despacha en 60 minutos, pasando a toda velocidad incluso por la historia de amor de los protagonistas. ¿De verdad me estás intentando colar una historia de amor super profunda, cuando solo los has puesto juntos en un mismo plano 13 minutos?. ale, vamos a los efectos especiales y a la destrucción de la ciudad, que es lo que de verdad le interesa a Anderson.

De hecho, los efectos visuales y la fotografía es lo único que se salva de esta película. Desarollados por una pequeña compañía llamada Mr.X Inc. , responsables también de “Noah”, son muy buenos y están perfectamente integrados con los actores, pero no puedes montar una épica con eso.

Los actores , con un guión de pena, y un director que aún da más pena, no pueden hacer gran cosa. Kit Harington, famoso por ser Jonh Nieve en Juego de Tronos, intenta hacerse un hueco como nuevo héroe de acción, pero aquí no hay material con el que lucirse. Sobre todo cuando el único empeño del director es mostrarte lo guapo que le ha quedado el volcán hecho por ordenador. Ni siquiera Kiefer Sutherland , que es un actor bastante competente, se molesta lo más mínimo, con un actuación en plan “ale, darme mi cheque que me piro a rodar 24”.

De verdad espero que este ostiazo en taquilla que es Pompeya (ha costado 100 millones y ni siquiera está cubriendo costes), les sirva a los estudios para darse cuenta de que el marido de Milla Jovovich es uno de los cánceres del cine de palomitas actual. Un cine que por espectacular no tiene porque ser para descerebrados y simple hasta la médula. Y todo por el miedo de los estudios y la incompetencia de algunos directores (no estoy mirando para nadie, eh Michael Bay) a que la mas mínima complejidad de guion eche para atrás al populacho y desarticule su negocio. Señores, los espectadores de hoy en día, buscan algo más que explosiones y efectos especiales. Los tiempos en que con llenar la película de CGI bastaban para ganar dinero han pasado. El espectador de hoy en día quiere más. Espero que se den cuenta.

PD: Por si no ha quedado claro, no vayáis a ver Pompeya, es un truño, y el cine está caro, como para tirar el dinero. De nada.

3 comentarios sobre “Pompeya (2014) ó porque Paul W.S. Anderson no debería dirigir nada.

Agrega el tuyo

  1. Pésima peli post–pseudo–quasi–Gladiator.
    Por otro lado….. ¿Dónde leí que este personaje se barajó para dirigir la nueva versión de MOTU?????
    Saludos cordiales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: